Tipos de vehiculos electricos

Tipos de vehículos eléctricos

Ante el compromiso de cambiar nuestra movilidad para adaptarnos a las necesidades del medio ambiente y reducir las emisiones de carbono, nos encontramos con muchas opciones. La elección de un vehículo eléctrico puede resultar un poco confusa debido a la variedad de modelos, tecnologías y opciones de carga disponibles en el mercado. Es importante considerar factores como la autonomía, la infraestructura de carga, el coste total de propiedad y el impacto ambiental al tomar una decisión informada sobre la adopción de la movilidad eléctrica. En EVECTRA, estamos aquí para proporcionar orientación y apoyo en este proceso de transición hacia una movilidad más sostenible.

Cada tipo de vehículo eléctrico tiene sus propias características y beneficios, por lo que es importante evaluar cuidadosamente las necesidades y preferencias individuales antes de tomar una decisión de compra. En EVECTRA, estamos aquí para brindar orientación y apoyo en la elección del vehículo eléctrico adecuado para ti.

Tipos de vehículos eléctricos

Vehículos eléctricos de baterías (BEV)

Descripción: Coche eléctrico puro que se mueve utilizando la energía almacenada en sus baterías.
Carga: Se debe enchufar para cargar la batería, y la velocidad de carga depende de la potencia de los cargadores a los que se pueda conectar (potencia máxima soportada).
Eficiencia: Considerados más eficientes y no contaminantes durante su conducción.
Fabricación: El proceso de fabricación puede tener un coste ambiental más elevado.
Autonomía: Varía según el modelo y la capacidad de la batería, pero ha ido aumentando con avances tecnológicos.
Mantenimiento: Menos piezas móviles que los vehículos de combustión interna, lo que puede traducirse en menores costes de mantenimiento a largo plazo.
Incentivos: Muchos países ofrecen incentivos fiscales y subvenciones para la compra de vehículos eléctricos.

Vehículos eléctricos con pila de hidrógeno (FCEV)

Descripción: Los vehículos impulsados por hidrógeno generan electricidad mediante la electrólisis del hidrógeno, eliminando la necesidad de utilizar baterías como en los vehículos eléctricos de batería.
Emisiones: Como residuo, solo emiten H₂O (agua), lo que los convierte en una opción muy limpia en términos de emisiones.
Abundancia: El hidrógeno es el elemento químico más abundante en la Tierra, pero su producción tiene un coste energético elevado y requiere infraestructura especializada.
Eficiencia: Aunque producen cero emisiones durante la conducción, el proceso de producción de hidrógeno puede generar emisiones si no se utiliza energía renovable.
Infraestructura: La infraestructura de carga de hidrógeno aún está en desarrollo y es menos accesible que la infraestructura de carga de vehículos eléctricos de batería.
Autonomía: La autonomía de los vehículos de pila de hidrógeno puede ser similar a la de los vehículos de gasolina o diésel, ofreciendo una mayor flexibilidad en largos trayectos.
Tiempo de recarga: El repostaje de hidrógeno puede llevar un tiempo similar al de llenar un depósito de gasolina, lo que ofrece una experiencia de recarga más rápida en comparación con la carga de baterías.

Vehículo eléctrico de autonomía extendida (EVER)

Descripción: Los coches eléctricos de autonomía extendida son vehículos eléctricos en los que el motor eléctrico impulsa las ruedas mediante la energía almacenada en las baterías. Además, cuentan con un motor térmico que actúa como generador para recargar las baterías cuando se agotan.
Funcionamiento: El motor térmico no impulsa directamente las ruedas y su función principal es recargar las baterías, lo que permite que el vehículo funcione como un coche eléctrico puro durante la mayor parte del tiempo.
Carga: Se puede cargar como un coche eléctrico regular, enchufándolo a la red eléctrica para recargar las baterías.
Distinción de los híbridos: La condición para que los coches eléctricos de autonomía extendida no sean tratados como híbridos es que el motor térmico no impulse directamente las ruedas y que el vehículo pueda funcionar como un coche eléctrico puro en la mayoría de las situaciones.
Flexibilidad: Ofrece una mayor autonomía en comparación con los vehículos eléctricos de batería, lo que los hace adecuados para trayectos largos y viajes sin preocupaciones por la carga.

Vehículo híbrido enchufable (PHEV)

Descripción: Los coches eléctricos de autonomía extendida son vehículos eléctricos en los que el motor eléctrico impulsa las ruedas mediante la energía almacenada en las baterías. Además, cuentan con un motor térmico que actúa como generador para recargar las baterías cuando se agotan.
Funcionamiento: El motor térmico no impulsa directamente las ruedas y su función principal es recargar las baterías, lo que permite que el vehículo funcione como un coche eléctrico puro durante la mayor parte del tiempo.
Carga: Se puede cargar como un coche eléctrico regular, enchufándolo a la red eléctrica para recargar las baterías.
Distinción de los híbridos: La condición para que los coches eléctricos de autonomía extendida no sean tratados como híbridos es que el motor térmico no impulse directamente las ruedas y que el vehículo pueda funcionar como un coche eléctrico puro en la mayoría de las situaciones.
Flexibilidad: Ofrece una mayor autonomía en comparación con los vehículos eléctricos de batería, lo que los hace adecuados para trayectos largos y viajes sin preocupaciones por la carga.

Vehículo híbrido (HEV)

Descripción: Los coches híbridos fueron los primeros vehículos eléctricos fabricados en masa. Utilizan un motor de combustión interna junto con un motor eléctrico para reducir el consumo de combustible y las emisiones.
Funcionamiento: El motor eléctrico asiste al motor de combustión interna, reduciendo su esfuerzo y mejorando la eficiencia del vehículo. Los híbridos pueden funcionar en modo 100% eléctrico, pero su autonomía es limitada debido a las baterías más pequeñas.
Recarga: Se recurre a la frenada regenerativa y al motor de combustión interna para recargar las baterías del motor eléctrico.
Eficiencia: Los híbridos son más eficientes que los vehículos de combustión interna tradicionales, pero menos eficientes que los vehículos eléctricos puros.
Autonomía: Debido a las baterías más pequeñas, la autonomía en modo eléctrico es limitada en comparación con los vehículos eléctricos enchufables (PHEV) y los vehículos eléctricos de batería (BEV).

Los coches microhíbridos (MHEV)

Descripción: Son vehículos térmicos a los que se adapta un pequeño sistema de asistencia eléctrica, generalmente mediante un motor de arranque/generador que recupera energía y la almacena en una pequeña batería de 48V.
Funcionamiento: La energía almacenada se utiliza para ayudar al motor térmico durante las fases de aceleración o para alimentar el consumo eléctrico de algunos sistemas del vehículo, reduciendo la carga sobre el motor térmico.
Limitaciones: Un coche microhíbrido nunca puede moverse en modo 100% eléctrico, ya que su sistema eléctrico de asistencia no es suficientemente potente para propulsar el vehículo sin el motor térmico.
Eficiencia: Aunque ofrecen mejoras en la eficiencia de combustible y reducen las emisiones, los microhíbridos no son tan eficientes como los híbridos enchufables (PHEV) o los vehículos eléctricos de batería (BEV) en términos de reducción de emisiones y consumo de combustible.

Esperamos que esta información haya resultado útil a todos los que están considerando un cambio de coche. Recuerda que, al elegir un vehículo eléctrico, es importante tener en cuenta tu uso diario o mensual y la cantidad de kilómetros que recorres regularmente. Evaluar tus necesidades te ayudará a determinar el tipo de vehículo eléctrico que mejor se adapte a tu estilo de vida y preferencias. ¡Estamos aquí para ayudarte en cada paso del proceso hacia una movilidad más sostenible!